¿Por qué tenemos miedo? 

Hace 3 años dejé mi trabajo estable como educadora social y con un sueldo de 2000€ mensuales. Cagada de miedo, por creencias limitantes, entré al despacho de mi directora, y le lancé mi decisión.

Una vez lo comuniqué, el mundo siguió su curso y yo me liberé. Me sentí feliz y orgullosa de mí misma. Pude traspasar mis creencias limitantes, y con ello mi miedo. Lloré de alegría cuando se lo comuniqué a mis compañeros. El miedo me conectó con mi objetivo y deseo de dejar mi trabajo y me impulsó al cambio. En definitiva, me hizo pasar a la acción y me activó para tomar decisiones importantes en mi vida. 

El miedo nos ayuda a sobrevivir y a tomar decisiones delante de un peligro ya que nos pone en alerta. Sin el miedo seríamos muy temerarios y pondríamos en peligro nuestra vida. La prudencia es una actitud sana para gestionar el miedo porque es un equilibrio entre la temeridad y la paralización que puede producir el miedo.

En conclusión, el miedo nos guía hacía retos que debemos afrontar para nuestra completitud. 

Y a ti, ¿el miedo te paraliza o te hace pasar a la acción?

noun-leaves-1494181-602F7B

¿Necesitas ayuda?

Venga, escríbeme y reserva tu hora.

 Y yo, te acompaño a vivir tu vida con mayor conexión y plenitud, siendo TÚ la persona protagonista de tu vida. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

¿Cómo nos habla nuestra vocecita interior?

Durante mi recorrido de autocrecimiento personal, hubo un día en el que pude mirar a la cara a una de mis creencias limitantes (cantos de sirena).

Eran tantos años escuchándome con el mismo discurso de victimismo, que cuando me enfrente a él, casi “muero del disgusto”.

Read More

El camino de la Alegría

Podríamos definir la alegría como una emoción expansiva que se manifiesta en forma de una energía cálida y nos impulsa a compartir esta calidez con el otro.

Read More
Scroll al inicio